Skip links

Psicóloga de niños y adolescentes

Gladys Veracoechea Troconis

Soy psicóloga especializada en el trabajo infanto-juvenil. Tengo más de 30 años atendiendo en consulta a niños y adolescentes y realizando un trabajo de orientación con padres y profesores. Psicóloga General Sanitaria habilitada por formación y experiencia (España). Especialista en terapia cognitivo-conductual. Magíster en Psicología. Poseo una amplia formación en psicodiagnóstico infanto-juvenil.

Mi formación inicial fue cognitivo-conductual. Luego la experiencia, la formación, el trabajo con niños y jóvenes, padres y docentes, me ha guiado a desarrollar un protocolo de intervención terapéutica con un enfoque ecléctico y en el que integro herramientas y aportes de diversas corrientes, efectivo y adaptado a la edad de mis pacientes. He sido profesora universitaria por varios años, de Psicología infantil, Teorías psicológicas, Evaluación del desarrollo y Orientación escolar.

Compagino mi actividad clínica con cursos (presenciales y online), la dirección de dos Aulas Virtuales y una exhaustiva labor relacionada con el trabajo editorial.

¡Puedo ayudaros a ti y a tu hijo!

Llámame o escríbeme un correo y concertaremos una primera cita para conocernos y conversar sobre tu hijo.

Contáctame

¿Por qué buscar ayuda psicológica para niños y adolescentes?

Porque son dos etapas cruciales en la vida y en las que la labor del psicólogo puede ser muy favorable, bien sea a nivel de tratamiento o preventiva. En la primera infancia son innegables los efectos que el ambiente, los lazos familiares, los vínculos y los traumas, dejan en los niños. Es la etapa de la vida en la que las neuronas hacen mayor cantidad de conexiones, donde los vínculos con las figuras parentales y posteriormente, con los profesores, dejan mayores huellas en el psiquismo, tanto positivas como negativas.

Por otra parte, la adolescencia es una etapa donde los cambios psicológicos y físicos se traducen muchas veces en conductas y emociones intensas, que necesitan ser canalizadas, y de esto dependerá en gran medida el inicio de una adultez sana y estable.

Muchas veces, el acompañamiento por otra persona fuera del núcleo familiar y formada en este tipo de ayuda, es beneficioso para el desarrollo emocional armónico de los niños y jóvenes.

Es también una forma de que los padres se sientan acompañados, puedan aclarar sus dudas y obtener herramientas para canalizar, dentro del hogar, un patrón de crianza que favorezca los procesos de desarrollo de los hijos.

¡Puedo ayudaros a ti y a tu hijo!

Llámame o escríbeme un correo y concertaremos una primera cita para conocernos y conversar sobre tu hijo.

Contáctame