Skip links

Libro: Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, soluciones sin medicamentos / Autor: Miguel Pineda

miguel-pineda

 

Mil gracias a mi amigo Miguel Pineda por enviarme desde México un ejemplar del libro Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, soluciones sin medicamentos (Edit. PAX, 1a. ed. 2016,México).
Desde hace algún tiempo hemos estado en contacto, después de la publicación de mi libro El déficit de atención sin fármacos (Psimática, 2a ed. 2012), ya que coincidimos en algunos aspectos de nuestro trabajo con los niños que reciben este diagnóstico.
Especialmente agradezco su referencia a mi trabajo, que copio a continuación (págs. 140 y 141):
“Gladys Veracoechea Troconis, psicóloga de origen venezolano radicada en Madrid, es autora del libro El déficit de atención sin fármacos, una guía para padres y docentes. Para mí es perfectamente entendible que pueda atenderse el TDAH sin fármacos, pero en algunos blogs he leído que el método de Veracoechea parece ser tan revolucionario que recibe fuertes críticas por atreverse a atender el asunto de esta forma.
En el libro, la autora documenta su experiencia en la atención de niños con TDAH; habla de realidades, no de posibilidades, pues son casos verídicos. Al igual que muchos, su método no es la solución perfecta a los ojos de muchos profesionales de la conducta o terapeutas, pero el hecho de que genere buenos resultados en prácticamente todos los casos y sin uso de fármacos lo hace un método digno de ser puesto en práctica por otros profesionales de la conducta.
Será maravilloso el día en que muchos psicólogos adopten la ruta que se les está mostrando.
Veracoechea afirma: “El TDAH no se puede curar, ya que no es una enfermedad, sino una condición presente en la persona; sin embargo, sus síntomas sí pueden ser minimizados mediante tratamientos adecuados”. Este tipo de aseveraciones es suficiente para que algunos psicólogos o psiquiatras sientan que “se les mueve el tapete”, lo cual es un indicativo de que trabajan atados a ciertos paradigmas que les impiden comprender que hay alternativas de solución sin fármacos para el TDAH.
Asimismo, esta psicóloga dice que “no existen tratamientos que sean varitas mágicas; el cambio real de un niño diagnosticado de TDAH implica un trabajo constante entre los padres, los maestros y los especialistas que lo atienden”.
                                                                    ******************
Doy las gracias a Miguel Pineda por hacer referencia a mi trabajo en su excelente libro. Deseo agregar algo más: como psicóloga infantil, en la actualidad, considero que la etiqueta de TDA o TDAH es eso simplemente, una etiqueta que se le endosa a un niño sobre la base de un diagnóstico muy poco fiable. Es el pasaporte seguro a la medicación.
Esto es la consecuencia de los diagnósticos taxonómicos, del DSM y otros manuales de diagnósticos.
Mientras no se concientice que los niños requieren de un diagnóstico descriptivo, exhaustivo, basado en su propia individualidad, y tendiente a brindarle los tratamientos y terapias que realmente requieran, los tendremos diagnosticados, etiquetados y medicados. Como dice Bryan Hubbard en su libro Secretos de la industria farmacéutica: «Aunque los niños raramente o nunca participan en las pruebas comerciales iniciales, existe una amplia gama de fármacos para ellos. Es así como si la industria farmacéutica hubiese adaptado la antigua cita de los jesuitas que reza:  dadme un niño y os devolveré un hombre por  dadme un niño y tendremos un cliente de por vida».
El hecho de que un niño se distraiga más que los demás o que sea en exceso activo tiene siempre una causa, y es justamente la función de los especialistas: buscar esa causa y atenderla. Etiquetar es fácil, lo difícil es ser llegar al origen de las dificultades en los niños y verificar el porqué de esa conducta que lo hace diferente a los demás. Causas pueden haber muchas: problemas visuales, auditivos, reflejos primitivos activados, alimentación inadecuada, variables externas que incrementan las dificultades de atención y que deben ser controladas, problemas médicos (ej: problemas tiroideos, agenesia del cuerpo calloso, etc.), problemas emocionales (¡tantas veces ignorados!), etc.
  
Gladys Veracoechea Troconis
Psicóloga infantil
Telf: 654862607 (Madrid)
Si desea comunicarse con Gladys Veracoechea Troconis, escriba a:
[contact-form-7 404 "Not Found"][contact-field label=’Nombre’ type=’name’ required=’1’/][contact-field label=’Correo electrónico’ type=’email’ required=’1’/][contact-field label=’Ciudad/País’ type=’url’ required=’1’/][contact-field label=’Comentario’ type=’textarea’ required=’1’/]

Dejar un comentario

A %d blogueros les gusta esto: